muñecas kokeshi

Las kokeshi son muñecas tradicionales japonesas,  originarias de la región de Tohoku en el norte de Japón.

Se fabrican a mano utilizando madera como materia prima y se caracterizan por tener un tronco simple y una cabeza redondeada pintada con líneas sencillas para definir el rostro; el cuerpo tiene diseños florales y no poseen brazos ni piernas. La parte inferior generalmente está marcada con la firma del artesano.

Actualmente existen 11 modelos tradicionales, cada una con unas características típicas.

El origen de estas figuras se remonta a unos doscientos años,  a fines del Período Edo (1603-1867). Se piensa que los artesanos especializados en utensilios de madera de la región de Touhoku (norte del archipiélago)  comenzaron a hacer pequeñas muñecas para venderlas  como recuerdo a los turistas que visitaban las aguas termales.

La muñeca más antigua que se fabricó según los documentos fue durante los años 1804 a 1830 en la prefectura de Miyagi.

Estas muñecas nacieron como regalo para los turistas que visitaban los baños de aguas termales de Touhoku, una región rural con mucha nieve durante los meses de invierno y muy duro para vivir. La venta de estos juguetes contribuyó al desarrollo de la economía de la zona que solo se basaba en la agricultura.

 

JANM-Kokeshi-traditional-tsugaru

 

Actualmente se utiliza esta palabra en todo el país para referirse a las muñecas artesanas.

El origen es la palabra 小芥 (Kokeshi)

** 小 (ko) = pequeño

** 芥 (keshi) = fruto de la amapola

Por la forma de sus cabezas.